Recomendaciones para una buena higiene del sueño

Durante el presente año, debimos recurrir a nosotros mismos en busca de estrategias y habilidades que nos permitiesen desenvolvernos de la manera más óptima posible frente a las adversidades y desafíos que se nos presentaron, lo que en muchos casos, interfirió con algunos hábitos de vida saludables. Es por esto, que en este documento nos centraremos en entregar estrategias para la promoción de uno de ellos en particular; la higiene del sueño.

Intentar dormir mucho una noche o estar demasiado tiempo  en la cama puede interferir con el automatismo necesario para que se desencadene el sueño.

(Se pueden realizar modificaciones el fin de semana)

Si bien estas recomendaciones se centran en dificultades específicas relativas a algunos trastornos del sueño, es importante incorporarlas en la rutina diaria, con la finalidad de promover un descanso efectivo, en pos de una salud tanto física como mental positivas.

Departamento de Orientación y Psicología