Potenciar habilidades sociales

Socializar es una de las habilidades más importantes que tenemos que desarrollar y potenciar desde temprana edad en nuestros hijos, somos seres sociales por naturaleza y necesitamos de la interacción y relación con otros para desenvolvernos en los diversos contextos en los cuales nos desempeñamos.

Desde pequeños, los niños y niñas comienzan a expresarse y comunicarse de diversas maneras, de modo tal que en cada etapa del desarrollo podemos visualizar la relevancia de la socialización y sus aprendizajes subyacentes.

Los principales elementos que los niños deben aprender es a compartir, respetar, esperar su turno, validar el espacio del otro, contacto físico suave, usar el tono de voz adecuado, pedir disculpas, pedir permiso, dar las gracias, etc., acciones que se aprenden en primera instancia en el ámbito familiar y se refuerzan en el contexto escolar.

La realidad actual ha permeado y mermado el normal desarrollo y desempeño de estas habilidades en todos nosotros, lo cual a su vez ha desencadenado dificultades en el ámbito socioemocional y socioafectivo.

Para los niños de la etapa pre-escolar y primer ciclo ha significado el no poder desarrollar ni establecer en algunos casos,relación alguna con sus pares, por tanto ningún contacto o vínculo social más allá del que le entrega su núcleo familiar.

Bajo estas circunstancias, lo que ha primado es el verse enfrentados a las dificultades de adaptación de sus conductas y la regulación emocional en un contexto académico virtual, lo cual ha transcurrido en un ambiente seguro, de resguardo y bajo el cuidado de sus figuras significativas de apego. Por tanto, la necesidad de adecuar las mismas no es tan primordial como lo sería en el contexto académico de la presencialidad, donde la modelación de la conducta ocurre en el mismo aprendizaje social, imitación, exposición, mediación por parte de un adulto que no forma parte de su familia y bajo las normas y sanciones impuestas por el establecimiento.

Por su parte, los estudiantes de segundo ciclo y enseñanza media, quienes se encuentran en las etapas de pre adolescencia y adolescencia, están atravesando un periodo de conformación de su identidad, por tanto requieren de la interacción con pares continuar este proceso. A su vez, este grupo se ha enfrentado y ha visto como la imposibilidad de socializar se interpone en sus procesos de autoconocimiento e identificación, así como en el transito al desarrollo de su madurez.

Se debe comprender además que la capacidad de los y las adolescentes de poder integrar todos los aprendizajes que emanan de los grupos con los que se interrelacionan y que tienen como cimientos valores, normas, etc., pueden mermar las habilidades subyacentes alusivas a la resolución de conflictos e incluso de aprender de aquello con lo que no nos identificamos ni nos hace sentido.

Es importante relevar entonces, el cómo la falta de socialización puede afectar la madurez emocional, el desarrollo de la autoestima y autoconcepto positivo e incluso en la capacidad de desarrollar pensamiento abstracto, en los niños, niñas y adolescentes.

Por lo tanto y bajo este contexto, el poderpotenciar las habilidades de la interaccióna través dela motivación a no perder el vínculo con sus pares, a establecer espacios de interacción familiar, etc., propiciará el bienestar psicoemocional e intelectual de nuestros hijos.

Si entonces, resumimos y nos detenemos a pensar, ¿Porque las habilidades son necesarias para el desarrollo de la persona?